Derecho a un nombre y una nacionalidad

Cuando los niños y las niñas nacen, lo primero que piensan nuestras mamás y papás cual es  el nombre que les van a poner. Tu nombre es un punto muy importante para nosotros, ya que nos hace únicos y únicas y que nos distingue de todas las demás personas.

Nuestro nombre se compone de dos partes muy definidas, nuestro nombre propio (María, Juan, …) y nuestros apellidos, que nos indican quienes son nuestros antecesores (Pérz, García, …).

Si eres pequeño es muy importante que te aprendas tu nombre y tus apellidos y si puedes tu dirección, porque si alguna vez te pierdes, es más fácil que puedan ayudarte.

Tu nombre está en un documento muy importante, que en España lo llamamos “Certificado de nacimiento” y todos los niños y niñas del mundo tenemos ese derecho, ya que gracias a ella, podemos saber quienes somos.

Otro derecho muy importante es tener una nacionalidad, que sirve para saver en qué país vives. En nuestro planeta, hay muchas formas de ser y pensar dependiendo de donde vivan, pero vivan donde vivan, todas las niñas y todos los niños tienen los mismos derechos.

Actividades para la reunión

Mi nombre es importante.

Esta actividad tendrá un trabajo anterior y es que los niños y niñas tendrán que preguntar a su familia, qué significa su nombre, quién lo eligió y por qué, tendrán que apuntar las respuestas en un papel y llevarlo a la reunión.

Cuando terminemos de explicar el derecho a cada nombre, cada persona leerá su papel o contará la explicación que le dio su familia.

Títeres con dedos

Para la realización de los títeres nos pintaremos en un dedo una cara. Nos organizaremos en parejas y cada pareja realizará una conversación, en el que se trate de uno de los problemas relacionados con el derecho a un nombre y a una nacionalidad.

Ejemplos:

  1. Se burlan del nombre de una persona.
  2. Lo confunden con otra personas.
  3. No lo reconocen.
  4. Lo quieren llevar lejos de su familia.
  5. No le quieren dar su nacionalidad.

Los personajes tratan de resolver el problema, recordando que tenemos derecho a un nombre o a una nacionalidad. Se ensayará y después cada pareja la presentará a la rama.